El ministro de Asuntos Exteriores alemán, Heiko Maas, anunció este miércoles que Alemania levantará el próximo día 15 la recomendación de no viajar al extranjero debido a la pandemia del coronavirus, aunque la mantendrá todavía para España y Noruega.

«España y Noruega permitirán el ingreso de turistas previsiblemente algo más tarde, y una vez tomen la decisión, la aplicaremos de inmediato», precisó el ministro sobre la decisión alemana de este miércoles.

Recordó que en el caso de España, su Parlamento tiene previsto debatir hoy sobre una ampliación de la restricción de ingreso al país hasta el próximo día 21. Una vez levantada, la misma decisión tomada para el resto de países se aplicará para España, subrayó.

De esta manera, esta advertencia global de no viajar, vigente desde mediados de marzo, quedará levantada a mediados de este mes para 25 de los 26 socios de la Unión Europea (UE), así como tres de los cuatro asociados al espacio Schegen -, en este caso Islandia, Suiza y Liechtenstein-, además del Reino Unido.

Las advertencias a no viajar quedarán sustituidas por informaciones específicas sobre la situación en casa país o región y que se irán actualizando «a diario», indicó.

Señaló que la decisión ha sido tomada tras «intensas consultas con los socios europeos» y en base a la «evolución positiva» observada en lo que respecta a la contención de la pandemia.

Precisó, no obstante, que si las advertencias contra viajes «no son prohibiciones», tampoco las indicaciones que se harán ahora sobre cada país deben entenderse como una «invitación» a viajar.

«Debemos evitar conjuntamente que la reactivación del turismo desemboque en una segunda oleada» de contagios, agregó y recordó que no hay que apoyarse en una «falsa seguridad», porque la pandemia sigue ahí.

Por otra parte, expresó su esperanza de no tener que volver a introducir medidas restrictivas, aunque señaló que si se registran más de cincuenta nuevas infecciones por cada 100.000 habitantes en siete días, será necesario reaccionar y, posiblemente, volver a emitir una advertencia en relación a la región o país afectado.

Advirtió, asimismo, que este verano su ministerio no volverá a organizar una repatriación de turistas varados en el extranjero.

Respecto a los países que no pertenecen a la UE o no son asociados al espacio Schengen, Maas señaló que Alemania esperará a conocer la decisión que debe tomar esta semana al respecto la Comisión Europea (CE).

LibreMercado/Agencias